¿Tu nivel de inglés pasaría una prueba de selección de una empresa del Ibex 35? | Academia inglés Valencia | Cursos de Inglés en Valencia
16977
post-template-default,single,single-post,postid-16977,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0.2,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

¿Tu nivel de inglés pasaría una prueba de selección de una empresa del Ibex 35?

En España, tenemos un problema: nuestro nivel de inglés es inversamente proporcional a la necesidad de uso de este idioma en gran parte de los empleos mejor remunerados. Bastan tres gráficos para ilustrarlo. En primer lugar, según el barómetro Cambridge Monitor, el 44% de los españoles reconoce que su nivel de inglés es ‘bajo’ o ‘muy bajo’, hasta tal punto que somos los peores de los cinco grandes países de la Unión Europea analizados.

 

En segundo lugar, un informe de Randstad revela que apenas el 24,6% de los estudiantes de secundaria españoles aprende dos o más idiomas, una cifra que en la media europea se eleva hasta el 50,3%, más del doble.

 

Por último, ¿qué pasa con los directivos? Randstad asevera que el 70% de los puestos de perfiles de responsabilidad exige a los candidatos la capacidad de desarrollar su actividad en otro idioma, pero lo cierto es que el 22% de los directivos actuales no tiene el nivel de inglés requerido para cumplir con su función, tal y como revela ‘English at Work’: un análisis global de las competencias lingüísticas en el lugar de trabajo.

 

La CEOE calcula que en España hay unas 150.000 empresas con presencia internacional y “el 100% de las empresas multinacionales exige el dominio, al menos, del inglés para ocupar puestos de responsabilidad”, afirma Alfonso de la Torre, director de Empresas de Astex, empresa especializada en formación de idiomas. Y es que “antes un candidato competía con sus compatriotas, pero ahora lo hace con profesionales de todo el mundo”.

 

¿Cómo miden las empresas el nivel de inglés?

No solo basta con aprender inglés, sino que además hay que hacerlo adaptándose a las formas en que las empresas evalúan ese supuesto conocimiento. Normalmente, se da por hecho que bastará con una certificación de título internacional como Toefl, Ielts, Cambridge, Toeic o Bulats, con lo que la mayoría de profesionales apuesta por formarse en ese sentido.

Sin embargo, a la hora de la verdad, la cosa cambia. El informe ‘English at Work’ revela que, a la hora de contratar a nuevos profesionales, las empresas españolas evalúan sus conocimientos dando tanta importancia al nivel de inglés demostrado durante la entrevista de selección como a los títulos conseguidos. “Cada vez más empresas huyen de las certificaciones oficiales y demandan contar con su propia prueba de nivel”, afirma De la Torre. “Las pruebas adaptadas a sus necesidades de negocio y las pruebas de nivel a medida permiten generar un expediente homogéneo de sus empleados”.

 

¿Cómo podemos mejorar nuestro nivel de inglés para poder acceder a un puesto cualificado en una gran empresa? En Astex, aseguran que “cuando una persona ya está metida en la vorágine del mercado laboral y se da cuenta de que necesita mejorar su inglés, sobre todo busca practicarlo para mejorar su pronunciación y ampliar su vocabulario con terminología específica de su sector”.

Así pues, “para conocer todas las opciones existentes y saber las peculiaridades de cada una de ellas, lo mejor es acudir a un especialista y trazar un plan de formación completo a la medida de tus necesidades”.

 

Plan de formación de idiomas en el extranjero

 

A la hora de diseñar una hoja de ruta concreta, Astex, bajo el lema ‘We have a plan for you’, proporciona todos los años sus itinerarios a cientos de miles de personas para mejorar o acelerar sus competencias al hablar inglés. Actualmente, 180.000 profesionales de más de 200 empresas participan en planes formativos personalizados de idiomas, combinando modalidades presenciales, ‘online’, virtuales y a distancia, midiendo los resultados obtenidos al final de cada periodo, y cerca de 3.000 niños y jóvenes, mediante programas en el extranjero, reciben una formación individualizada de cara al futuro.

Para Verónica González Valles, responsable de Cursos de Idiomas en el Extranjero, “lo idóneo es iniciar el proyecto a partir de los siete años, asistiendo a cursos de idiomas para niños y campamentos infantiles en España, Inglaterra o Irlanda, que son ideales para romper el ‘cordón umbilical’ mientras el niño aprende a través de la experiencia. En siguientes veranos habría que ir aumentando el reto de aprendizaje con cursos más intensivos, especializados en diferentes áreas y desarrollo de destrezas (oratoria, liderazgo, tecnología…) o deportes”.

En una planificación educativa ideal, el proceso culminaría con un año escolar completo en un colegio en Inglaterra, Irlanda, Estados Unidos o Canadá, que “equivale a 10 veranos” y es lo que Ana Pedrero, responsable de Cursos de Año Escolar de la compañía, denomina ‘la vacuna del idioma’: “Con independencia de cuál sea su desarrollo académico, nuestro hijo será bilingüe y con su nivel de inglés superará el proceso de selección de cualquier empresa del Ibex 35“.

 

Fuente: ElConfidencial